miércoles, 3 de octubre de 2012

Mantic Games enloquece con Dreadball

El domingo pasado terminó el crowdfunding de Dreadball, el proyecto de Mantic Games para crear un reglamento de deporte sangriento y alienador de masas futurista. Con más de 2.500 personas financiando esta nueva aventura y con casi 730.000 US$ recaudados (más de 560.000 euros) de un objetivo previsto de 20.000 dólares (poco más de 15.000 euros), creo que se puede decir que la apuesta ha sido un rotundo éxito.

Tal ha sido el apoyo, el respaldo y los ánimos que han infundido a sus creadores, llegando a pulverizar hasta tres objetivos de recaudación en un solo día, que las miniaturas exclusivas, merchandising y complementos del juego han llovido como el maná. No sólo aparecerán jugadores estrella para todos los equipos, sino que además se ampliará el número de dichos equipos (haciendo su aparición estelar robots, militares y razas realmente alienígenas como los insectoides z'zor, los colosales teratones, los esbeltos asterians o los soberbios judwan), llegarán las miniaturas de tamaño descomunal que ocupan varias casillas de juego (el Engendro sin nombre, el Mech de Dreadball, el Simio alfa o la máquina conocida como Barricada), habrá figuras para representar a los jugadores heridos o lesionados, y también se preparan camisetas exclusivas para el entrenador de cada equipo e incluso se producirán tiradas limitadas de dados con los emblemas de cada raza. Todo esto con mucho tiempo, claro, ya que los planes de producción de todas estas novedades han estirado su calendario de lanzamientos hasta el tercer cuarto de 2.013, así que paciencia y coged una silla mullida. Incluso se habla ya de Season 2, un suplemento vía web que ampliará las reglas del libro básico con más opciones.

Mantic Games parece haber acertado de lleno en la diana de los gustos del público, con la "sencilla" idea de trasladar el fútbol americano medieval al despiadado futuro. Sencilla, pero hasta ahora nadie se había atrevido a escribir las reglas del juego que los Bitmap Brothers llevasen a las pantallas de 16 bits en el lejano 1.988.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada