lunes, 8 de julio de 2013

Las tías más duras de la Galaxia aprueban con nota

Rozando los 700.000 US$ (unos 545.000 euros) ha terminado ayer el Kickstarter de Raging Heroes para su proyecto de los tres ejércitos de féminas galácticas: Las Tías más duras de la Galaxia. Un éxito rotundo teniendo en cuenta los 12.000 US$ (unos 9.300 euros) que pedían y que consiguieron en el primer minuto de campaña, aunque a mi se me antoja un poco corto vista la expectación que había y el hecho de que, por ejemplo, el más modesto Monster de Kingdom Death llegó a unos escalofriantes dos millones de dólares.

A lo largo del mes que ha durado esta campaña se han desbloqueado muchísimos extras para las cajas de tropa y armas de apoyo, todas las heroínas de las tres facciones y la abrumadora cantidad de 14 (sí, catorce) figuras gratuitas o freebies para aquellos que hayan aportado a nivel Teniente o superior (165 US$, algo menos de 130 euros) a sumar a todas las que puedan comprar con ese dinero. Están disponibles todos los bípodes para las tres facciones, una espectacular unidad de licántropos mujeres-lobas, las entrañables Lulus, la unidad retro-propulsada de las Jet Girls del Imperio de Hierro... Incluso se han atrevido con ediciones a 54 mm de las Freedom Fighters de todas las facciones (Svetlana, Nertha y Raven) para coleccionistas, así como versiones de gran tamaño de las mascotas (Harry, Jinx y Charlie).

Todos los que hayan aportado a esta gran campaña estarán de enhorabuena, ya que han conseguido ejércitos completos con motos, bípodes, armas de apoyo, personajes, mascotas y un montón de miniaturas gratis a unos precios mucho más bajos de lo que estarán disponibles más adelante en la tienda online de Raging Heroes (por ejemplo, la edición especial de Ivanka Kurganova con traje invernal se podía conseguir por 10 US$, mientras que su PVP oficial será de 16,50 US$). La contrapartida es que la fecha estimada en la que se recibirá el grueso de toda esta avalancha de figuras es en marzo-abril de 2014. Habrá que buscarse una silla cómoda hasta entonces, pero... ¿no merece la pena?







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada