viernes, 26 de julio de 2013

Artículo: La batalla por la Fortaleza Brest

Traducido con permiso expreso de FoW
Título original: The Battle for Festung Brest
Autor: Rich Hamilton
Enlace original: www.flamesofwar.com
Traducción: Marcos García (Kushtar)

Quizá la batalla por Brest sea el enfrentamiento más duro derivado de la Operación Cobra. El asalto a la ciudad duró 39 días antes de que capitulase el 19 de septiembre de 1944 y, de todos los objetivos marcados durante esta operación, sólo se logró la rendición de la ciudad. En todos los demás aspectos, la batalla fue un fracaso para los aliados.

El plan original para el avance por Normandía requería que el 3er Ejército Americano capturase varios puertos importantes a lo largo de la península de Bretaña. No obstante el general Bernard Montgomery, comandante aliado sobre el terreno, ordenó un gran cambio a este plan el 4 de agosto de 1944. Dado que los defensores alemanes se habían venido abajo gracias a la Operación Cobra, se ordenó que la mayor parte del 3er Ejército Americano se desviase al este hacia la Bolsa de Falaise.

Sólo el VIII Cuerpo Americano avanzó hacia la península de Bretaña, con la importante ciudad portuaria de Brest como objetivo principal de la operación.


Al principio el avance sobre Brest fue un paseo con la 6ª División Blindada Americana en cabeza, tan fácil que el 6 de agosto el general Patton informó a un escéptico general Omar Bradley que Brest ya había sido capturada. El general Bradley comentó más adelante que no se sorprendió lo más mínimo al día siguiente cuando se enteró que Brest aún no había caído, como Patton insistía.

Las fuerzas norteamericanas iniciaron su acercamiento final hacia Brest el 7 de agosto de 1944 y se encontraron con una resistencia muy intensa a cargo de unas fuerzas de defensa bien organizadas.

El comandante del VIII Cuerpo, el general Middleton, informó que la red de defensa se basaba en la original francesa, pero mejorada por los defensores germanos. Los aliados se toparon con una compleja serie de fortificaciones que bloqueaba cualquier acercamiento a la ciudad, además de contar con la potencia de las baterías costeras, modificadas para poder disparar hacia el interior, abastecidas por un ingente almacén de munición bien provisto.


En el corazón del entramado defensivo alemán estaba la 2ª División de Paracaidistas liderada por el general Herman Ramcke. Contaban con el apoyo de las 266ª y 343ª Divisiones de Infantería y otros elementos auxiliares en la forma mayormente de baterías antiaéreas y compañías Festung. Estos cuerpos de élite daban a los alemanes un núcleo muy sólido para organizar una defensa tenaz de cada palmo de terreno.

Los americanos retiraron a la 6ª División Blindada de primera línea y formaron el centro del ataque con la 2ª, 8ª y 29ª Divisiones de Infantería. En su apoyo había numerosos batallones de artillería, el 2º y 5º Batallones de Rangers y dos batallones de cazacarros (uno remolcado y otro autopropulsado), así como elementos del 141º Batallón Británico, del Cuerpo de Tanques Reales. A lo largo de toda esta batalla los aliados sufrieron bastante para conseguir munición para toda su artillería, aunque sí que contaron con un excelente apoyo aéreo cuando el tiempo lo permitió.

Los objetivos principales para asegurar la ruta hacia la ciudad eran las colinas 105 y 90, que destacaban como los rasgos de terreno más sobresalientes de la campiña. El asalto a la colina 105 empezó el 1 de septiembre de 1944 a cargo de la 2ª División de Infantería Americana. La elevación estaba muy bien fortificada y albergaba cañones antiaéreos que podían disparar tanto a aviones como a tierra con campo de visión sobre todo el terreno, aunque el primer día los atacantes tuvieron bastante éxito gracias a la ayuda de sus ingenieros. La colina 90 no podía ser asaltada hasta que los almacenes de munición de la artillería volviesen a llenarse, así que la 2ª División de Infantería tuvo que esperar hasta el 7 de septiembre para iniciar la ofensiva. La colina 90 estaba fortificada de forma muy parecida a la 105 y, aunque fue una lucha a cara de perro, al final del día habían conseguido tomarla. Con estos dos puntos fuertes elevados eliminados, el avance hacia el corazón de la ciudad era mucho más sencillo.


Una vez que las fuerzas aliadas entraron en la ciudad propiamente dicha la lucha se hizo brutal y la infantería tuvo que luchar casa por casa. Los alemanes habían creado muchos puntos fortificados por toda la ciudad y cualquiera que se expusiese al descubierto era abatido al instante. La única forma segura que encontraron los americanos para avanzar fue poner explosivos en los muros de los edificios, abriendo rutas alternativas entre ellos para no pisar las calles. Así pudieron empezar a moverse por la ciudad.

El avance aliado se detuvo en seco cuando llegaron a las murallas de la fortaleza del casco antiguo. En algunos puntos esta muralla tenía 10 metros de altura y 5 de grosor. El 10 de septiembre los Cuerpos de Artillería intentaron abrir una brecha en la muralla con cañones de gran calibre en fuego directo, pero no obtuvieron ningún resultado positivo. Se llegó a la conclusión de no intentar un asalto frontal contra esta muralla por el gran coste estimado, y los aliados decidieron asegurar todos los sectores de esta fortificación antes de seguir avanzando.


La última fase del cerco a la fortaleza empezó el 14 de septiembre con el intento aliado de asaltar el Fuerte Montbarey. La ofensiva fue liderada por 15 tanques lanzallamas Churchill “Crocodile”. Aunque la primera oleada fue rechazada, al día siguiente el fuerte cayó en manos aliadas. Con la captura de Montbarey las líneas alemanas mostraron los primeros signos de debilidad. La noche del 15 de septiembre las fuerzas norteamericanas empezaron a cruzar la muralla de la vieja fortaleza y el día 17 cerraban el lazo sobre las últimas bolsas de resistencia. El general Ramcke se rindió el 19 de septiembre de 1944 y se hicieron prisioneros 20.000 soldados alemanes. Tras una lucha larga y brutal, los aliados por fin lograron su objetivo de capturar la ciudad de Brest.


No obstante, los alemanes habían inutilizado el puerto y no podría ser reparado hasta después del final de la guerra. Asegurar el puerto en condiciones óptimas de funcionamiento era la razón principal para asaltar Brest y en ese aspecto la operación fue un fracaso. El general Bradley afirmó más tarde que tomar Brest había sido de gran importancia porque había despejado las líneas de paso de sus barcos. Esa pequeña victoria se había logrado a un coste terrible y, durante el resto de la guerra, los aliados nunca volvieron a atacar una ciudad fortificada. Se limitaron a cercarlas, sitiarlas y mantener a sus guarniciones en su interior sin poder hacer nada.

Al final resultó que los aliados no necesitaban Brest. Cuando cayó la ciudad París ya había sido liberada y la operación Market Garden estaba en marcha. La ciudad portuaria de Antwerp era segura y pronto empezarían a entrar por ella las toneladas de suministros que se necesitaban en Europa. No obstante, teniendo en cuenta las impresionantes defensas de Brest, su toma fue un logro del que los aliados pudieron presumir.

Escenario: El asalto a la Colina 105
por Rich Hamilton y Mike Haught

Este escenario permite a los jugadores recrear el asalto a la Colina 105, el primer paso en la conquista de la Festung (Fortaleza) Brest en el noroeste de Francia. La Colina 105 era un rasgo de terreno que dominaba los alrededores de la ciudad portuaria, fortificada con búnkers, cañones antiaéreos de 88 mm muy bien posicionados y los tenaces hombres del 7º Regimiento de Fallschirmjager (Paracaidistas). La tarea de tomarla recayó en la 2ª División de Infantería Americana, que inició el asalto a esta formidable posición defensiva el 1 de septiembre de 1944.


El escenario
La 2ª División de Infantería se apresura a saltar los últimos setos que delimitan las faldas de la colina en el mismo instante que la artillería inicia su fuego. Se da la señal y los hombres corren pendiente arriba. Los Fallschimjäger están dispuestos a conservar la colina en su poder a cualquier precio. ¡La batalla por Brest ha comenzado!

Este escenario usa las reglas especiales de Batalla Defensiva, Fortificaciones y Posiciones Preparadas.

Preparación de la batalla
1. Coloca el terreno como se muestra en el mapa. El tablero tiene 160x120 cms. La colina debería cubrir uno de los extremos de la mesa por completo y los setos del Bocage el otro extremo. Debería haber al menos 30 cms. de terreno descubierto entre los últimos setos y la colina. Coloca dos objetivos en los puntos indicados.

2. El jugador alemán despliega sus fuerzas en la Colina 105 como se indica en el mapa. El jugador alemán también puede cambiar el emplazamiento de los tres búnkers de ametralladoras y de las cuatro secciones de alambre de espino que se muestran en el mapa, siempre que las coloque dentro de su área de despliegue.

3. El jugador americano coloca sus fuerzas en la zona de Bocage como se muestra en el mapa.

Inicio de la batalla
1. Todas las tropas alemanas sobre el tablero empiezan en Posiciones Preparadas, por lo que también se las considera Atrincheradas y Cuerpo a Tierra.
2. El jugador americano tiene el primer turno.

Final de la batalla
La batalla termina si:
1. El jugador americano empieza su turno en posesión de cualquiera de los objetivos, o
2. El jugador alemán consigue aguantar hasta pasado el turno 12.

Decidir quién ha ganado
El jugador americano gana si conquista uno de los objetivos, ya que ha conseguido penetrar las defensas de la Colina 105. ¡La Fortaleza Brest no tardará mucho en caer también!

Si no hay ningún equipo americano reclamando un objetivo, el jugador alemán gana. ¡Las fuerzas americanas se han visto obligadas a reagruparse y tendrán que pensar cómo volver a asaltar las bien defendidas líneas alemanas!


Fuerzas
Americanos
La 2ª División de Infantería Americana llevó todo el peso del ataque, tras haber tenido su bautismo de fuego en Normandía. Puedes usar la lista normal de Compañía de Fusileros Americanos (US Rifle Company) para organizar tu fuerza de asalto. Usa 1.500 puntos para elegir una fuerza de fusileros como la descrita en el suplemento "Festung Europa". Si deseas crear una lista históricamente más precisa, no deberías elegir ningún vehículo blindado, ya que no participaron en el asalto a la colina.

Alemanes
El núcleo principal de la defensa de Brest era la 2ª Fallschirmjägerdivision. Tanto la 266ª como la 343ª Infanteriedivision proporcionaban número y mano de obra a sus fortificaciones. Usa 1.000 puntos para elegir tu fuerza defensiva a partir de las listas de Fallschirmjägerkompanie o Grenadierkompanie descritas en el suplemento "Festung Europa".

El jugador alemán también recibe tres búnkers de ametralladoras y cuatro secciones de alambre de espino, como se describe en el escenario. Las reglas de fortificaciones se encuentran en las páginas 209 a 218 del reglamento de Flames of War (en inglés). En la batalla histórica los cañones Flak 88 de los alemanes eran el objetivo principal en la Colina 105, pero no necesitas usarlos en tu fuerza defensiva.

Terreno
La Colina 105 era un cerro imponente. Considera sus empinadas pendientes como Avance Muy Difícil.

Usa las reglas de Bocage del suplemento "D-Day" (páginas 40 a 43) para resolver los movimientos a través de los setos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada