viernes, 5 de julio de 2013

Artículo: Hunos con cañones (I)

Traducido con permiso expreso de FoW
Título original: Huns with Guns (I)
Autor: Wayne Turner
Enlace original: www.flamesofwar.com
Traducción: Marcos García (Kushtar)

Aunque los húngaros iban por detrás de los alemanes en tecnología militar, no se les escapaba una buena idea cuando la veían. En 1943 se propusieron crear sus propias fuerzas de cañones de asalto para que apoyasen a sus divisiones de infantería, basándose en el modelo visto a los germanos. En este artículo veremos la historia de los tres primeros batallones creados, así como aquellos que se vieron involucrados en el asedio de Budapest. También se ofrecen varias sugerencias de esquemas de pintura para las baterías de cañones de asalto húngaras (Rohamágyús Üteg) del suplemento Stalin’s Europe, con las referencias de pinturas acrílicas Vallejo.

El nacimiento de las compañías de Cañones de Asalto

Tras las batallas del río Don en 1942, los húngaros llevaron a cabo una revisión intensiva sobre el estado de sus fuerzas blindadas. La conclusión inevitable fue la carencia de una potencia antitanque decisiva, así como la ineficacia de los tanques húngaros Toldi I y los T-38 (Panzer 38(t)) suministrados por los alemanes y que aún usaban.

En 1942 el fabricante de vehículos húngaro Manfréd Weiss se ofreció a diseñar un cañón de asalto basado en el chasis del tanque medio Turán. Este nuevo blindado llevaría un cañón autopropulsado 40M de 105 mm. Se aceptó el diseño y se le puso el nombre de Zrínyi II, aunque también se hicieron planes para otro modelo con un cañón antitanque largo de 75mm con el nombre de Zrínyi I. La producción de este último se detuvo en seco en 1944, cuando los americanos bombardearon la factoría de Manfréd Weiss en Csépel el 27 de julio.

Los batallones de Cañones de Asalto en acción en Hungría


El Alto Mando húngaro decidió formar ocho batallones de cañones de asalto en octubre de 1943, con la misión de dar apoyo a las divisiones de infantería. Estos batallones recibieron las designaciones, por orden de creación, de 1º, 7º, 10º, 13º, 16º, 20º, 24º y 25º. La idea era tenerlos equipados a todos con los nuevos Zrínyi II en septiembre de 1944, pero no se produjeron bastantes a tiempo, por lo que muchas de estas unidades recibieron los carros alemanes StuG G o Hetzer, mientras que otras sólo fueron abastecidas con tanques Turán o cañones anticarro de 75mm.

1. Rohamtüzér Osztály
(1er Batallón de Cañones de Asalto)
Batallas: Galicia, Budapest.
Armamento: cañones de asalto Zrínyi II.

El 1er Batallón de Cañones de Asalto entró en acción completamente equipado con sus 30 autopropulsados Zrínyi II en abril de 1944, como reserva del VII Corps húngaro en la región de Galicia (en la actual Ucrania occidental). El objetivo de los húngaros en esta campaña era apoderarse del cruce ferroviario de Kolomea, que evitaría que los soviéticos obtuviesen un medio de llegar al paso de montaña que cruzaba los Cárpatos hacia el corazón de Hungría.


El contraataque soviético detuvo el avance húngaro el 22 de abril, cuando las divisiones de infantería a las que se enfrentaron recibieron el apoyo de una brigada de blindados. Los T-34 del ejército rojo se abrieron paso sin piedad por las líneas húngaras, haciendo retroceder a su infantería. La oportuna intervención del 1er Batallón de Cañones de Asalto logró evitar el desastre, gracias a un avance fulgurante en el que destruyeron 17 tanques rusos y ayudaron a la 16ª División de Infantería a recuperar todo el terreno perdido. En los días siguientes se produjeron más contraataques de los cañones de asalto, que fueron ganando terreno hasta llegar a conquistar una pequeña villa cerca de Kolomea.

El 9 de julio la 3ª Batería del 1er Batallón atacó las posiciones soviéticas en Peczenyczin, Galicia. Durante la operación tuvieron que abandonar uno de sus Zrínyi II en una zanja cerca de las líneas enemigas, pero el comandante de la batería, el teniente Tibor Rátz, lideró una osada incursión con sus otros vehículos para recuperar el tanque intacto.

Százados Józef Barankay

El capitán József Barankay era un veterano de las campañas de 1942 y se convirtió en el comandante del 1er Batallón de Cañones de Asalto en 1944. Era un líder agresivo, que tuvo un gran éxito en los combates librados alrededor de Peczenyczin, aunque también tenía un punto de fanatismo que hizo circular la historia de que había vendido su piso en la capital antes de ir al frente, afirmando "No lo voy a necesitar más". También se hizo reservar una tumba entre las de los dos primeros soldados caídos de su batallón. Murió al frente de sus hombres durante un ataque aéreo el 13 de julio de 1944, y en agosto de ese mismo año se le concedió a título póstumo la Medalla de Oro al Valor por su liderazgo ejemplar durante la campaña de Galicia. En noviembre de 1944 el 1er Batallón recibió el nombre de "1er Batallón de Cañones de Asalto József Barankay" en su honor.

El 24 de julio la 2ª Batería emboscó y destruyó tres T-34 en Wynograd, y más tarde ese mismo día puso en fuga a una unidad de infantería rusa que tenía rodeada una batería artillera húngara. El 1er Batallón de Cañones de Asalto siguió luchando con el Primer Ejército húngaro y protegió su retirada a través de los Cárpatos colaborando en las acciones de retaguardia de la 2ª División Blindada. El 7º Batallón de Cañones de Asalto, equipado con StuG G alemanes, se unió al Primer Ejército en agosto para dar un respiro al 1º, que fue a Budapest para descansar y reaprovisionarse. El asedio de la ciudad los dejó atrapados allí, y tras luchar en los alrededores para tratar de evitar el cerco, tuvieron que replegarse y defender la capital junto al grupo Billnitzer.

Cañón de Asalto Zrínyi II
Color base: Reflective Green (890); Escapes: Flat Brown (984)


7. Rohamtüzér Osztály
(7º Batallón de Cañones de Asalto)
Batallas: Cárpatos, Transilvania, río Tisza, Budapest, Hungría occidental.
Armamento: cañones de asalto StuG G.

El 7º Batallón de Cañones de Asalto reemplazó al 1º dentro del Primer Ejército en agosto de 1944, tras llevar a cabo un entrenamiento intensivo en Alemania con sus flamantes StuG G.

A finales de septiembre fueron enviados desde la frontera noroccidental con Ucrania a la frontera con Transilvania, para participar en la defensa contra la invasión soviética. Allí la 2ª Batería realizó un famoso contraataque contra el 18º Cuerpo de Tanques ruso cerca de Királyhegyes, eliminando 12 carros soviéticos T-34 a costa de perder sus nueve StuG G. Sin embargo sólo tres de los cañones de asalto estaban destruidos, por lo que los otros seis pudieron ser recuperados al día siguiente.


A continuación el 7º Batallón fue destinado a las orillas del río Tisza, en la región de Szentes, Csongrád y Kecskemét, cobrándose un precio muy alto en tanques rusos antes de resultar aniquilado casi por completo en la cabeza de puente de Szentes, en octubre. Los 10 StuG G que quedaban operativos fueron enviados a la reserva del 3er Ejército Húngaro. Durante estas batallas para evitar el cruce del río Tisza por el ejército rojo, el batallón destruyó en total 67 tanques y otros 14 vehículos auxiliares.

Tras la batalla de Szentes, los restos del batallón fueron retirados a Budapest a descansar, donde se vieron envueltos en la lucha por romper el cerco junto con el resto del grupo Billnitzer.

Cañón de Asalto StuG G
Color base: Middlestone (882)


Versión con camuflaje: Chocolate Brown (872), Reflective Green (890), Middlestone (882).


10. Rohamtüzér Osztály
(10º Batallón de Cañones de Asalto)
Batallas: Transilvania, Nagyvarad, Budapest.
Armamento: cañones de asalto Zrínyi II.

Este batallón entró en acción por primera vez en Transilvania y luchó junto a la 2ª División Blindada en apoyo de la 25ª División de Infantería durante los combate por Torda en septiembre de 1944. Durante un combate en particular, seis Zrínyi II de la 2ª Batería, bajo el mando del alférez János Bozoki, emboscaron y destruyeron 18 tanques T-34 en pocos minutos. Tras el combate dirigió en persona una arriesgada operación para recuperar tres de los Zrínyi II de su batería, que habían quedado dañados en territorio enemigo, acción que le valió la Medalla de Oro al Valor. En esta operación contó también con el apoyo de cuatro Zrínyi II de la 1ª Batería, que contribuyeron a expulsar a los soviéticos del pueblo de Sosfurdo y evitaron que la ciudad de Torda quedase rodeada por completo ese día.

El 10º Batallón de Cañones de Asalto se vio envuelto después en la lucha por Nagyvarad y fue una de las primeras unidades en llegar para hacerse cargo de la defensa de la ciudad. En aquel momento solo tenían tres Zrínyi II operativos, por lo que la mayoría del batallón luchó a pie junto con la infantería regular.


Durante la lucha por Budapest el batallón combatió en el interior de la ciudad como parte del grupo Billnitzer, donde tuvieron que soportar algunos de los choques más intensos. Durante un contraataque para expulsar a los soviéticos del suburbio de Baracska, el 8 de diciembre de 1944, el comandante del batallón, el capitán Sándor Hanák, mandó embestir directamente y pasar por encima de una batería de cañones anticarro rusos que les estaban disparando. En aquella acción el batallón consiguió destruir o capturar 15 cañones antitanque.

Hanák volvió a primera línea el 7 de enero de 1945, en un ataque sorpresa para intentar reconquistar el aeródromo provisional que se había establecido en el Nuevo Hipódromo. Apoyado por infantería alemana, su ataque consiguió expulsar a todo un batallón de infantería soviética, aunque tuvo que retirarse de su objetivo poco después al carecer de hombres y medios suficientes para defenderlo frente al contraataque ruso.

Cañón de Asalto Zrínyi II
Color base: Middlestone (882)
Camuflaje: German Camo Med Brown (826), Green Ochre (914).
Escapes: Flat Brown (984).


Grupo Billnitzer
Batallas: Budapest.

Los restos de seis Batallones de Cañones de Asalto recibieron el cometido de defender Budapest tras quedarse atrapados en su interior durante el cerco ruso. Las tropas de la artillería de asalto se englobaron en un grupo de combate bajo el mando del Teniente General Erno Billnitzer, muy querido y conocido por sus hombres como 'Tío Bill', con un total de 2000 hombres, 30 cañones de asalto (StuG G, Zrínyi II y Hetzer) y ocho cañones antitanque de 75mm. Muchos de estos hombres tuvieron que luchar como infantería regular durante el asedio. En este grupo se encontraban los restos de los batallones 1º, 7º y 10º, así como parte de los batallones 13º, 16º y 25º. A medida que avanzaban los combates también se unieron como refuerzos los Zrínyi recién construidos en la factoría de Ganz, que se encontraba en la propia ciudad y que siguió produciendo cañones de asalto hasta que fue tomada por los rusos.

A finales de diciembre y principios de enero las unidades de la Artillería de Asalto estaban luchando en los suburbios occidentales de Pest, apoyando muchos contraataques junto a los alemanes de la 13ª División Panzer y la 22ª Kavalleriedivision SS ‘Maria Theresa’ para frenar el avance ruso. A mediados de enero el grupo defendía tenazmente el Gran Bulevar junto a regimientos de ingenieros de combate e infantería naval de las Fuerzas de Defensa Fluviales. El bulevar, minado por todas partes y fortificado con barricadas, estuvo en su poder hasta el día 17 y los cañones de asalto jugaron un papel muy importante en su defensa al acudir en apoyo de cualquier sector que se viese amenazado.


Tras retirarse a través del río Danubio hasta Buda, el Grupo Billnitzer contribuyó a aliviar la presión que los rusos ejercían sobre el oeste. Abrirse camino a través de las pintorescas colinas de las barriadas de Buda no fue fácil, ya que los soviéticos cerraban cada vez más el nudo alrededor de húngaros y alemanes. 

Los supervivientes del Grupo Billnitzer se unían a este intento por romper el cerco a pie si era necesario, ya que muchos de sus cañones de asalto y artillería habían quedado ya inutilizados. El general Billnitzer y los miembros de su Grupo de Artillería de Asalto hicieron un último esfuerzo por escapar de la Colina del Castillo, consiguiendo llegar contra todo pronóstico a los bosques al oeste de la capital, desde donde se dirigieron a las montañas.

Pronto se les unieron un maltrecho grupo de civiles, soldados húngaros y restos de las divisiones SS alemanas. Al final lo que quedaba del Grupo Billnitzer fue capturado cerca del pueblo de Perbál, a unos 19 kilómetros al oeste de Budapest, aunque un puñado de estos soldados aún consiguieron escaparse de nuevo y llegar a las líneas alemanas. El propio Billnitzer cayó en manos de los soviéticos y fue juzgado por un tribunal popular en Budapest en 1949, siendo condenado a tres años de cárcel (posteriormente aumentados a ocho). Murió en 1976 como anciano militar retirado.

Jagdpanzer 38(t) ‘Hetzer’
Color base: Middlestone (882)


Versión con camuflaje: Chocolate Brown (872), Reflective Green (890), Middlestone (882).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada