viernes, 28 de febrero de 2014

Artículo: División Blindada de la Guardia, 1944-45

Traducido con permiso expreso de FoW
Título original: Guards Armoured Division, 1944-45
Autor: Steve Bernich
Enlace original: www.flamesofwar.com
Traducción: Marcos García (Kushtar)

Formación e historia
Considerada generalmente como la élite del poderoso Imperio Británico ya en fechas tan remotas como el siglo XVII, la Guardia debía dejar de lado a menudo su pomposo gorro y su rutina ceremonial para batirse el cobre en combate y demostrar que podía hacer mucho más que marchar en perfecta formación y montar guardia sin mover un músculo.

Durante 400 años los regimientos de la Guardia actuaron individualmente, sin contar con la actual estructura de "división". En los albores de la Gran Guerra, Lord Kitchener pidió a Su Majestad el rey Jorge V que se crease una nueva unidad de élite a partir de la Guardia a Pie y la Caballería Nacional. Los batallones de Granaderos, Coldstream, Irlandeses, Galeses y Escoceses se reorganizaron en la División de la Guardia, que iba a representar a la crema y nata del ejército británico tanto en equipamiento como en entrenamiento. Durante la I Guerra Mundial alcanzaron el reconocimiento pleno mediante incontables distinciones y condecoraciones de combate, a pesar de que no todo el mundo creía en su supuesto estatus de élite.


La Segunda Guerra Mundial
Reactivados en 1939, varios de estos regimientos de infantería fueron enviados fuera de Gran Bretaña y tuvieron su bautismo de fuego en África y Dunquerque. La necesidad acuciante de una mayor movilidad y el auge de las fuerzas mecanizadas en los campos de batalla modernos hicieron que los demás regimientos se pusiesen las boinas negras de los escuadrones de carros británicos. Se les entregaron los primeros tanques y se convirtieron en la División Blindada de la Guardia, con el objetivo inicial de la defensa territorial de la nación si los alemanes tenían éxito en la invasión de la isla. Equipados con tanques Covenanter Mark V totalmente desfasados, los hombres de la Guardia no tardaron en adaptarse a su nuevo papel como unidad acorazada. Entrenaron sin descanso durante dos años, tras los cuales su papel potencial había cambiado de defensores del suelo inglés a potenciales invasores de Francia. 

Tras desembarcar en Normandía el 26 de junio de 1944, la Guardia fue enviada con rapidez a la zona de Caen como parte del VIII Cuerpo, Segundo Ejército Británico, 21er Grupo de Ejército. Caen, que debía haber caído en manos británicas el Día D, seguía siendo una fortaleza alemana a pesar de ser considerada un objetivo clave para la liberación de Francia. Al estar situada en una planicie abierta con Vimont al este, su cruce de carreteras era vital para avanzar sobre París.


La Operación Goodwood
La Guardia, junto con las 7ª y 11ª Divisiones Blindadas, debían tomar Caen mediante la Operación Goodwood, que comenzó el 18 de julio de 1944. La Guardia tenía que penetrar en las defensas germanas al este de la ciudad, cortar la carretera Caen-Vimont en Cagny y seguir hacia Vimont que habría estado sometida a un intenso bombardeo. Tras tomar esta segunda población debía unirse al asalto del risco Bourgebus junto con la 7ª y la 11ª para expulsar a los alemanes que dominaban Caen.

El bombardeo aéreo fue menos efectivo de lo esperado el primer día. No alcanzó a muchos de los defensores atrincherados al sur de Caen, así como en Cagny y Emieville, al este. Estos tres puntos defensivos estaban en la ruta de la Guardia y el rápido ataque planeado se empantanó.


Sólo la división de la Guardia perdió 60 tanques a causa de los Flak 88 de la 21ª Panzerdivision camuflados en los bosques alrededor de Cagny, así como frente al puñado de Tigres de la 503ª Schwere Panzerabteilung cerca de Emieville. Además, el avance de las tres divisiones blindadas fue retrasado por un feroz contraataque del Kampfgruppe Hitlerjugend. Por suerte las bajas entre la infantería fueron escasas y las pérdidas en blindados se pudieron reponer por los refuerzos constantes que estaban llegando a las playas francesas.

El 19 de julio la Guardia fue capaz de alcanzar el risco Bourgebus para ayudar a los elementos de las 7ª y 11ª Divisiones a echar a los defensores alemanes. No obstante, a pesar de las bajas los alemanes consiguieron sobrevivir a esta operación. El resultado de Goodwood fue bastante polémico en lo referente a su desenlace, ya que las divisiones británicas y canadienses habían ganado terreno pero muchas de las defensas germanas seguían intactas y demostraban ser bastante efectivas. Caen cayó no obstante a los pocos días. La verdadera victoria de Goodwood fue que convenció a los alemanes de que el punto de ruptura aliado para salir de Normandía sería por Caen, no la Operación Cobra norteamericana.


La Operación Bluecoat
Después de Goodwood la Guardia se reorganizó para crear "grupos de combate" definidos basados en sus regimientos originales. Así pues, Granaderos, Coldstreams, Irlandeses y Galeses tendrían sus propias formaciones de blindados, infantería, artillería y elementos de reconocimiento que les permitirían actuar de forma autónoma como una fuerza de combate. Además, cada grupo podría ofrecer también apoyo a los demás no sólo combinando sus recursos, sino duplicándolos de forma efectiva.

La Operación Bluecoat pretendía aprovecharse del avance de los americanos hacia el este durante el mes de agosto de 1944. Las unidades británicas y canadienses atraerían la atención de los blindados e infantería alemanas alejándolos de la punta de lanza norteamericana.

La Guardia tuvo un papel principalmente de apoyo a la 11ª División Blindada como parte del VIII Cuerpo, junto a la 15ª División Escocesa y la 6ª Brigada Independiente de Tanques.

No obstante, el 1 de agosto la Guardia fue requerida para que siguiese el rápido avance que la 11ª División Blindada había logrado frente a dos divisiones de infantería alemanas (la 326ª y la 276ª). Las siguientes dos semanas se vio envuelta en una intensa lucha entre los bocage franceses, ya que ambas divisiones fueron reforzadas por la 21ª Panzer, y restos de las 1ª, 9ª y 10ª Divisiones Panzer SS, que lucharon con uñas y dientes por cada kilómetro de suelo francés. El 15 de agosto el 7º Ejército alemán empezó su retirada, sólo para ser atrapado en la famosa Bolsa de Falaise. En ese momento la Guardia tuvo un respiro y pudo retirarse de primera línea para descansar, reaprovisionarse y reestructurarse.


Después de Normandía
Tras sus acciones en Normandía la Guardia fue destinada a la liberación de Bruselas. Los británicos tomaron por sorpresa a la guarnición alemana al hacer avanzar a la 5ª Brigada Blindada y la 32ª Brigada de Infantería simultáneamente sobre la capital, para gran alegría de sus habitantes. Sin embargo, la consiguiente celebración ralentizó a la Guardia y permitió a las unidades alemanas retirarse y reagruparse para la defensa de la Línea Sigfrido.

En septiembre de 1944 la Guardia Irlandesa tendría el honor de ir en cabeza de la fase “Garden” de la Operación Market Garden, el avance combinado de blindados y lanzamiento de paracaidistas para abrir una ruta de puentes por Holanda, el Rin y el valle del Ruhr hasta el corazón de la Alemania industrial. Tras cosechar ciertos éxitos al principio, Market Garden quedó varada a causa de un calendario de tiempos muy exigente, un clima adverso y el hecho de que los Guardias Irlandeses debían avanzar en columnas blindadas "de a uno". Este hecho permitía a los defensores alemanes destruir el primer o segundo Sherman del convoy, causar un tremendo atasco y convertir a los demás en patos de feria para sus cañones antitanque. Un heroico asalto fluvial a la desesperada de la 82ª División Aerotransportada estadounidense en el río Waal, apoyado por el 2º Batallón de Guardias Granaderos que cruzaría el puente de Nijmegen (aún preparado para su detonación con explosivos) no bastó para salvar la operación. La 1ª División Aerotransportada británica acabó retirándose de la zona de Arnhem con unas 8.000 bajas. La División Blindada de la Guardia llegó a estar a una milla de sus objetivos, pero fue incapaz de atravesar la férrea defensa alemana.


La Guardia todavía vio algo más de acción a principios de 1945 cuando se les ordenó avanzar por las tierras del interior de Alemania. Tras cruzar el Rin se encontraron de frente con la Línea Sigfrido, que asaltaron codo con codo con la 51ª División de Highlanders, para después avanzar hacia Lindel y Bremen bajo un hostigamiento continuo del 1er Ejército Paracaidista alemán y otras unidades.

A finales de abril también tuvieron con combatir con fiereza, ya que los defensores alemanes o bien se rendían sin disparar o realizaban contraataques suicidas cada vez más desesperados. Finalmente, el 5 de mayo se anunció la rendición alemana y la Guardia fue destinada a labores de desarme de las tropas germanas y aparcó definitivamente sus tanques.


Orden de batalla, 1944-1945
Comandante de División - Mayor-general Sir Allan Adair

2º Batallón (reconocimiento blindado) de la Guardia Galesa

5ª Brigada Blindada de la Guardia
    2º de la Guardia Granadera
    1º de la Guardia Coldstream
    2º de la Guardia Irlandesa
    1º de la Guardia Granadera (motorizado)

32ª Brigada de Infantería de la Guardia
    5º de la Guardia Coldstream
    3º de la Guardia Irlandesa
    1º de la Guardia Galesa
    1ª Compañía Independiente de Ametralladoras, Fusileros Reales de Northumberland

Artillería Real
    55º Regimiento de Campo
    153º Regimiento de Campo
    21º Regimiento Antitanque
    94º Regimiento Antiaéreo Ligero

Ingenieros Reales
    148º Escuadrón del Parque Móvil
    14º Escuadrón de Campo
    615º Escuadrón de Campo
    11ª Tropa de Pontoneros

La División Blindada de la Guardia en Flames of War
Para usar una División Blindada de la Guardia en la Operación Market Garden, consulta las listas disponibles en el suplemento Market Garden.

Para usar una División Blindada de la Guardia en Normandía, consulta las listas disponibles en el suplemento Overlord.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada