viernes, 4 de abril de 2014

Artículo: El tanque Churchill (II)

Traducido con permiso expreso de FoW
Título original: The Churchill Tank
Autor: Richard Chambers
Enlace original: www.flamesofwar.com
Traducción: Marcos García (Kushtar)


Churchill IV (NA 75) (Unas 200 unidades producidas)
El Churchill IV (NA 75) fue un experimento de campo para intentar rectificar lo que parecía un mal rendimiento de la munición de alto explosivo de 6 libras. Básicamente se trataba de combinar las excelentes capacidades todoterreno del Churchill con el más que probado cañón principal de 75 mm de tanques Sherman norteamericanos dañados.

El mantelete y el cañón de los Sherman se montaban directamente sobre el frontal de la torreta del Churchill, aunque el cañón se rotaba 90 grados para que pudiese ser cargado desde la izquierda, para ajustarse a la distribución de los tripulantes ingleses dentro de la torreta.

Esta combinación demostró tener bastante éxito y el Churchill se graduó con honores como excelente plataforma de artillería. Unos 200 Churchill fueron reconvertidos de esta forma para adoptar el cañón americano de 75 mm entre abril y junio de 1944. El nombre NA 75 proviene de África del Norte (North Africa), donde se realizaron las primeras conversiones y el 75 es por el calibre del cañón. Los Mark IV (NA 75) se desplegaron en grandes cantidades por primera vez en junio de 1944 en Italia, donde se agruparon en las 21ª y 25ª Brigadas Blindadas.


Churchill V CS (241 unidades producidas)
El Churchill V CS era la versión de apoyo cercano (Close Support) del Churchill IV, equipado con un obús de 95 mm en lugar del cañón principal. Este obús es fácilmente reconocible por su corta longitud y porque llevaba un contrapeso evidente en su bocacha.

El Mark V solía destinarse a los escuadrones de Cuartel General, para conferir a su unidad un arma robusta con la que enfrentarse a cañones anticarro y disparar munición de humo con la que cortar la línea de visión de aquellos a los que no pudiese eliminar.


Churchill VI (200 unidades producidas)
El Mark VI era básicamente un Churchill IV rearmado con un cañón Mk V de 75 mm. También se hicieron otras mejoras menores en el diseño, pero sólo se llevaron a cabo unas pocas por la inminente llegada del Mark VII y porque daban mejor servicio los Churchill III y IV originales con el mismo cañón de 75mm.


Churchill VII (1.600 unidades producidas)
El Churchill Mark VII fue el último modelo de producción del tanque de infantería Churchill, e incluía muchas mejoras respecto al Mark VI como un aumento sustancial del blindaje, que en los puntos más gruesos alcanzaba entre 102 mm y 152 mm. El Mark VII tenía una torreta mejorada de construcción compuesta de fundición/soldadura, con un reborde en ángulo que recorría la parte inferior de la misma para reducir las trampas de proyectil.

La disposición de la torreta se mejoró para un acceso más fácil de la tripulación y se equipó con una cúpula elevada para que el comandante tuviese mejor visibilidad durante el combate.

Muchos Churchill VII se convirtieron en tanques lanzallamas Crocodile. De hecho, en Normandía el 141er Regimiento de los Cuerpos Blindados Reales estaba equipado completamente con Crocodiles. Algunos tanques Mark VII fueron enviados como reemplazo a unidades normales de carros de infantería, donde fueron rápidamente requisados por los comandantes de pelotón o escuadrón como vehículos personales.

El Churchill VII sirvió en Normandía y Francia, Holanda, Italia y Alemania.


Churchill VIII CS (Número de unidades desconocido)
El Mark VIII CS tenía la misma relación con el Churchill VII como el Mark V CS con el Mark IV. No era más que una versión de apoyo cercano del Churchill VII, equipado con un obús de 95 mm en lugar del cañón principal. Se produjeron pocos y menos aún entraron en combate a finales de la guerra.


Churchill ARV (Armoured Recovery Vehicle)
Se desarrollaron dos Vehículos de Recuperación Blindados durante la guerra. El primero, conocido como Churchill ARV I, usaba la barcaza sin torreta de un Mark I sobre la cual se situaban cabestrantes, cables, enganches y una grúa plegable con estructura en ‘A’. El segundo modelo, el Churchill ARV II, era más puntero y usaba el chasis de un Mark III o IV. Tenía una estructura fija que reemplazaba a la torreta, con un cañón falso en ella, así como una grúa fija detrás con un cabestrante y una pala de anclaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada