martes, 27 de septiembre de 2011

La fiebre ogra se contagia

Para bien o para mal, como ya hemos dicho más de una vez, el juego de estrategia fantástica con miniaturas que más influencia posee es el Warhammer Fantasy, el que más seguidores mueve y el que más tirón tiene a la hora de "marcar tendencias" en el mercado. Cada vez que saca a la venta un nuevo libro de ejército o reglamento, hay infinidad de compañías de miniaturas que empiezan a producir figuras adaptables a él; lo cual, desde luego, no es malo en absoluto, ya que se multiplica la oferta, los jugadores pueden hacer ejércitos mucho más variados y vistosos, y además la calidad de estas figuras habitualmente no tiene nada que envidiar a las de los ingleses de Games Workshop y a menudo el precio es incluso más competitivo.

Scibor se hizo un hueco entre los aficionados con sus miniaturas de "caballeros góticos futuristas" (también conocidos como Marines Espaciales), se apuntó al carro de los enanos del Caos con sus soberbias miniaturas de Moscals y, ahora, nos empieza a tentar con fotos de su actual proyecto: ogros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada