viernes, 9 de noviembre de 2012

Reseña: Anubis, Lord of Envy

Kabuki Models es una marca que aparece con cierta frecuencia en nuestro blog, ya que sus figuras de Dark Messiah y 21st Century Pin-Ups no dejan indiferente a nadie. El caso es que hace unas semanas la tienda inglesa Wayland Games empezó una serie de descuentos de figuras en stock con motivo de  la fiesta de Halloween, que iban aumentando a medida que se acercaba la fecha. Revisando las marcas que entraban en la promoción me topé con la miniatura de Anubis, Señor de la Envidia, del rango de Dark Messiah. Estando ya el descuento en un jugoso 55%, no esperé más y compré esta figura que me viene de maravilla para usar como Príncipe demonio para mi ejército de Mil Hijos de los Marines Espaciales del Caos.

Una vez recibida en casa pude comprobar que el blister en el que viene la figura es obviamente demasiado pequeño, por lo que la alabarda y ambas espadas (piezas bastante finas) venían totalmente dobladas. En la foto podéis ver en concreto el asta de la primera en un ángulo de 90º, para poder entrar en el embalaje.


Aquí están las piezas sacadas del blister, junto con la fotografía de la figura pintada que se incluye en la parte trasera del mismo. El material de la figura es metal blanco, esa aleación ligera libre de plomo que todos podemos reconocer porque si doblamos una pieza con demasiado ímpetu emitirá leves crujidos. También es un material sólido que resiste muy bien la torsión y la flexión, por lo que enderezar las piezas que venían tan dobladas no supuso ningún problema: haciéndolo con delicadeza no hay riesgo en ningún momento de que partan o queden demasiado "blandas" para recuperar su posición.


Con la figura se incluye una peana de resina texturizada de 60 mm de diámetro (el mismo que una peana de dreadnought, por ejemplo), lo cual encaja perfectamente en mi plan. Como se puede ver, las huellas de la miniatura están claramente marcadas en la base, dejando poco espacio a la improvisación. Si colocamos la figura tal cual viene veremos que queda muy inclinada hacia adelante, lo que provoca un serio desequilibrio y no queda nada estético. Así pues, doblé también el cuerpo hacia atrás para enderezarla todo lo posible y también le añadí un pasador en uno de los pies para darle más estabilidad. Perforando el pie y la peana con una broca de 1 mm de diámetro, luego no hay más que introducir un trozo de clip con superglue, cortarlo con las tenazas y encajarlo en su sitio en la base.


A causa de doblar el cuerpo de Anubis hacia atrás su pierna izquierda no encajó del todo bien. La pose de la figura está pensada para estar más inclinada, así que al enderezarla el punto de unión no es todo lo exacto que debería ser. Es el momento de echar mano de la masilla verde y rellenar el hueco, como se puede ver en la foto. No penséis que el hueco es tan grande como se ve: lo que pasa es que siempre calculo la cantidad de masilla con el culo y me sobra un montón, así que en este caso la eché toda a degüello. Y tampoco es que sea un fallo de la figura; como digo, la "culpa" fue mía por cambiarle la pose.


El resto de la miniatura no presenta ningún problema. La cabeza, el torso y la pierna derecha vienen en una sola pieza, mientras que los brazos de la alabarda sólo tienen una posición en la que puedan encajar. Los brazos con las espadas dan más juego, pudiendo orientarlos de distintas maneras o incluso quitarles las armas que traen para ponerles otras (siempre hay armas sueltas en la caja de restos de un modelista que se precie como tal). Las hombreras vienen muy bien en cuanto a rebabas y bebederos, igual que el resto de la figura, y encajan en su sitio con facilidad.


En mi caso la quiero para usarla como Príncipe demonio (en la foto podéis ver una comparativa de tamaños con un comisario humano de la Guardia Imperial), pero si la colocamos en una peana cuadrada de 40 mm podría ser un paladín perfecto para un regimiento de Ushabti de los Reyes Funerarios de Warhammer Fantasy. En todo caso, como suele ocurrir con estas figuras alternativas, llamará la atención sobre el campo de batalla al salirse de lo habitual en el catálogo de Games Workshop y daremos más personalidad a nuestros ejércitos por un precio muy asequible (su PVP es de 27 euros, aunque si se puede encontrar con un descuento como el de Wayland, ¡pues muchísimo mejor!).

Kushtar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada