viernes, 12 de agosto de 2011

Reseña: Euryalia, Queen of Ker-Ys

Hoy me he decidido a presentar una breve reseña sobre la primera figura que pido a BaneLegions, la marca de Maelstrom Games. Es una marca de reciente creación pero que a mi personalmente me está gustando muchísimo (lo habréis notado por la cantidad de veces que aparece en el blog, con novedades, fotos o simplemente nombrada de pasada), ya que se ven figuras de una calidad enorme y para todos los gustos: desde humanos o elfos, hasta las bestias más aberrantes que puedan pisar un tablero de juego.

Hace un par de semanas me lancé a comprar una de estas "miniaturas", gracias a un cupón del 20% de descuento que envió Maelstrom por e-mail, porque si no, admitámoslo, los precios de las criaturas grandes no son precisamente user-friendly. Así pues, con la idea de usarla como Gran Demonio de Slaanesh para mi ejército de Demonios de Warhammer Fantasy, me hice con Euryalia, Queen of Ker-Ys.


Cuando me llegó el paquete a casa pude comprobar que el embalado es sobresaliente. Una caja de cartón rígido, con varias bolsas de plástico con burbujas para las piezas, un pequeño catálogo de la marca y la funda de cartón más blando con fotos y bocetos de la figura. De momento, un 10 en rapidez y envío.


El material de la figura es resina, o más bien lo que los angloparlantes llaman plastic-resin, una aleación que combina las propiedades de la resina con la maleabilidad y flexibilidad del plástico. Ignoro por qué los dos brazos que vienen sueltos están en otro color; quizá simplemente provienen de otra "hornada" de producción y ha cambiado el tinte de la resina. Las piezas están en perfecto estado, sin roturas ni desperfectos, y no se aprecian rebabas importantes. El  nivel de detalle también es minucioso.


Una vez empezado el montaje, observamos que las piezas encajan muy bien y que apenas hace falta trabajarlas o adaptarlas a su sitio. El mayor problema lo encontré (precisamente) en los dos brazos que eran de diferente color, lo cual me lleva a pensar que quizá los originales de la figura salieron mal del molde y tuvieron que aprovechar otros de otra tirada, lo que explicaría por qué son las piezas que peor encajan. Como se puede ver, ambos necesitaron masilla en las juntas para tapar los huecos. Por lo demás, es una figura de montaje muy rápido y sencillo; con un simple cutter y pegamento de cianocrilato se termina en un momento.


Una de las cualidades del plástico-resina es que deforma tan bien como ambos materiales: es decir, muy bien. La espada del brazo derecho venía tal cual la veis, pero tampoco es un problema muy grave. La forma se puede recuperar con facilidad, ya sea con agua caliente o simplemente poniéndola sobre una superficie lisa con un peso encima hasta que vuelva a la rectitud.


Aquí tenéis la figura ya completa, con sus cuatro brazos, tentáculos, pezuñas y demás equipo demoníaco básico. El látigo viene recto, para que cada uno le de la forma como desee: es una tarea más fácil de lo que pueda parecer, gracias a la maleabilidad plasticosa del material en el que está hecho. Como podéis ver en la comparativa de tamaños con una diablilla de Slaanesh a pie y la otra montada en corcel, Euryalia es una figura enorme que servirá a la perfección como Gran Demonio de Slaanesh.

En resumen, si bien BaneLegions es una marca que al principio echa para atrás sobre todo por sus precios, si conseguís algún bono de descuento (y los envían cada poco, si estáis suscritos por email a su newsletter) merece mucho la pena invertir en uno de estos figurones: serán un punto central de tu ejército, que llamará la atención por su exclusividad y espectacularidad. Además, el servicio es de primera y la calidad de las figuras vistas en persona no defrauda lo más mínimo: sin duda es una marca que dará mucho de qué hablar y lo está demostrando haciéndose un hueco con rapidez en el mercado.

Kushtar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada